Logo auxihosteleria

Blog de hostelería. Recetas, consejos, tutoriales y toda la ayuda para tu negocio hostelero

Motivar al personal de tu restaurante

Como motivar al personal de un restaurante

Tabla de contenidos

Uno de los activos más importantes, no solo de tu restaurante sino también de cualquier empresa es el que compone su equipo humano. Las personas que forman la plantilla constituyen la cara visible de tu restaurante, los que transmiten el “know how” y los que mediante su trabajo y esfuerzo delimitan el éxito o fracaso de tu negocio. En este sentido, seleccionar adecuadamente al personal que compone tu plantilla es fundamental. Pero no solo eso, el cómo motivar al personal de un restaurante es incluso más importante, en este artículo te damos una serie de consejos y claves:

Consideraciones iniciales

Beneficios de motivar a tu plantilla

Como ya hemos dicho en el párrafo anterior, la plantilla es el recurso más importante de una empresa. Por ello la motivación del personal para que realicen su trabajo de la mejor manera posible es esencial para la consecución de tus objetivos como empresa, en el caso que nos ocupa, de tu restaurante. Entre los beneficios que pueden argumentarse están los siguientes puntos.

  1. Mayor compromiso: Si consigues motivar adecuadamente a los integrantes de tu plantilla, conseguirás que estos tengan mayor compromiso con ella. Ten en cuenta que la empresa no es suya por eso tu labor motivadora tiene que ir dirigida a que el empleado se sienta parte importante de la misma. Si lo consigues, su satisfacción aumenta y por tanto también su desempeño.
  2. Mayor productividad: Un trabajador contento es un trabajador eficiente y por tanto el principal beneficio de motivar a nuestros empleados es el aumento de la productividad.
  3. Representarán a la empresa en tu ausencia: Cuando tu no estés presente en el local, la cara visible de tu empresa serán tus trabajadores, por tanto, cuanto más motivados estén, mejor representarán los intereses del restaurante
  4. Mayor fidelidad: Si un trabajador está contento en su puesto de trabajo no pensará en cambiarlo. Cuanto más tiempo lleve la plantilla dentro de la empresa más eficiente será el funcionamiento de la misma. Además, la alta rotación del personal no es buena de cara a nuestra imagen. Genera desconfianza a nuestra clientela

Elije bien a tu personal

Elegir bien al personal del restaurante es fundamental para poder llevar a cabo todos los puntos siguientes ya que tienen que cumplir una serie de requisitos que son los siguientes:

  • Para el personal de sala y barra: Los camareros deben tener una serie de características para que desempeñen su papel correctamente y como ya hemos dicho, se requiere que éstas sean una combinación entre actitud y conocimiento. Algunos ejemplos:
      1. Don de gentes.
      2. Capacidad de organización.
      3. Buena presencia.
      4. Conocimiento de idiomas.
      5. Dinamismo y capacidad de observiación
  • Para  el personal de cocina: El personal de cocina no está de cara al público y muchas de las características que hacen falta para los camareros no las requieren los cocineros o pinches. Entre esas características destacan:
      1. Capacidad de organización
      2. Resistencia al estrés.
      3. Capacidad para trabajar en equipo.
      4. Disciplina

Puedes usar el portal Hosteleo.com para encontrar el personal adecuado para tu negocio de hostelería. Podemos encontrar cocineros, ayudantes de cocina y recepcionistas, entre otros

Puede que te interese...
Consejos para gestionar un restaurante correctamente
Trucos

Ten personal suficiente

Esta claro que si no contamos con el número de trabajadores adecuado para atender a nuestra demanda, el resultado será desastroso. Se producirán retrasos en la entrega de la comida, en la petición de las comandas y crearemos un estrés añadido a nuestros empleados, lo cual es muy negativo para su motivación. Para ello es importante que cumplas una serie de pautas para que esto no suceda:

  1. Planifica la demanda: Examina cuidadosamente cual es tu demanda en cada momento del día y cada día de la semana y adecua el personal para cubrir de manera adecuada cada momento
  2. No escatimes en personal: Aunque estimes que no vaya a haber mucha demanda en un momento determinado, procura no dejar un solo camarero o un solo cocinero. Es posible que las estimaciones fallen y ese día tengas más comensales de los esperados. La imagen si se producen retrasos y el estrés del personal pueden resultar muy contraproducentes para la imagen del restaurante
  3. Refuerza las horas con picos de demanda: Probablemente los fines de semana sean los momentos donde más afluencia tendrá tu establecimiento. refuerza con personal añadido esos momentos puntuales. Consulta a tus empleados como ha ido el servicio y también a tus comensales.

Reúnete con ellos una vez cada mes.

Es importante que conozcas las motivaciones y los deseos del personal así como todo aquello con lo que no están contentos o incluso lo que piensan ellos que podría hacerse para mejorar el restaurante. No hagas las reuniones por hacerlas, si sus peticiones son razonables, haz esfuerzos por cumplirlas y que vean que te esfuerzas en ello. Las reuniones deben ser de carácter grupal, siempre en aras de mejorar el servicio y la manera de trabajar de los empleados.

Reunete con el personal de tu restaurante

En cualquier caso, deja claro al personal tu disposición al diálogo, deja tus puertas abiertas para cualquier petición o sugerencia de carácter grupal o personal. Muéstrate cercano y accesible

Hazles partícipes de los éxitos de la empresa

Un restaurante es mucho más que la suma individual de sus partes y de entre ellas, su plantilla es lo más importante y lo que realmente marca la diferencia. Por ello, si tu restaurante tiene éxito, no te atribuyas todos los méritos, seguro que el camarero que atiende con diligencia y esmero a tus comensales y el cocinero que saca la comida deliciosa y a tiempo tienen algo que ver en ese éxito. Reconoceselo aunque sea únicamente de manera verbal. En cualquier caso, si el restaurante arroja beneficios comparte una pequeña parte con los empleados. No es necesario que sea una recompensa monetaria, puede ser algún tipo de regalo o una reunión en grupo para hacer alguna actividad conjunta. Te dejamos algunos ejemplos de recompensas para nuestros empleados:

  1. Recompensa monetaria.
  2. Regalos para él o para su familia.
  3. Conceder un descanso extra.
  4. Promocionar o subir el sueldo.
  5. Felicitación verbal  y expresa acerca de su labor.
  6. Etc.

Crea cuadrantes, fiestas y vacaciones adecuados y justos

La hostelería es un sector con unos horarios muy malos en los que es difícil disfrutar del tiempo libre ya que se trabaja para que la gente disfrute de su ocio. Por ello, debes ser consciente de que tienes que intentar que tus empleados roten lo suficiente como para que puedan disfrutar de su tiempo libre de manera adecuada. Intenta tratar a todo el mundo por igual y si es posible, trata de que ellos mismos se pongan de acuerdo en los turnos pero siempre guardando un equilibrio con el personal con más experiencia y el que menos.

También es bastante conveniente que estipules unos tiempos adecuados para descansos puntuales y para la hora de la comida o la cena si procede y que incluso habilites una zona específica para el descanso de tus empleados, donde puedan comer y pasar el tiempo estipulado para descansar.

Remuneración adecuada y justa.

El personal debe estar adecuadamente remunerado con respecto al trabajo que realiza y el beneficio que le reporte al restaurante. Siempre podemos remunerar a nuestro personal teniendo en cuenta el convenio colectivo vigente, sin embargo, esto puede no ser suficiente para mantener a un buen profesional motivado. También tenemos que tener en cuenta el tipo de categoría profesional al que pertenezca cada integrante de nuestra plantilla. Podemos contar con ayudantes de camarero, camareros, jefes de cocina, pinches,  jefes de sala, etc. Dependiendo de esto y de su responsabilidad dentro del restaurante sus salarios diferirán.

Tenemos que tener presente que la gente trabaja para obtener dinero y aunque hay un gran componente no monetario en la motivación de nuestros empleados, el mayor es obviamente la remuneración monetaria.  Como ya hemos mencionado antes, es una buena idea dotar una pequeña parte de los beneficios del restaurante a premiar el esfuerzo de nuestro personal.

Si requieres que el personal realice horas extra, remuneralas generosamente ya que es un esfuerzo realizado fuera de su jornada estipulada. 

Fórmalos adecuadamente y transmite tu “know how”

Como ya hemos mencionado al inicio del artículo, tu personal debe cumplir una serie de requisitos. Suele ser conveniente contratar personal con cierta experiencia sin embargo, debemos transmitir y dejar muy claro cual es la manera de proceder de nuestra empresa, en este sentido debemos:

  1. Crear protocolos de actuación: A veces en todas las empresas se dan situaciones en las que debemos actuar de cierta manera concreta. Por ejemplo, cuando hay un accidente o un incendio en la cocina, también cuando ocurra algún incidente con algún cliente. Debemos tener unos protocolos de actuación para situaciones extraordinarias y comunicarlas de manera adecuada a nuestros empleados para que sepan qué hacer en estos momentos.
  2. Manual de prevención de riesgos: No todos los restaurantes necesitan un plan de prevención pero es conveniente realizar un manual para indicar a nuestros empleados qué medidas deben tomar para garantizar su seguridad. Todo empresario debe velar y garantizar la seguridad de la plantilla en el desempeño de su trabajo y por tanto, es conveniente hacer una evaluación de los riesgos y aplicar una serie de medidas para prevenir posibles accidentes. En este sentido, el empresario debe informar y formar a sus empleados en materia de prevención.
  3. Transmitir el “know how” de la empresa: El know how no es otra cosa que el proceder individual de cada empresa en el desempeño diario de su actividad. Cada restaurante tiene su manera de trabajar y es importante que cada empleado conozca al dedillo estos protocolos. De esta manera nos aseguramos que todos nuestros empleados trabajen de la misma manera y que en ciertas ocasiones puede ser diferenciadora de nuestro restaurante.  También debes transmitir como deben dirigirse a sus comensales, que es lo que no deben hacer o que imagen deben dar a la hora de tratar con los clientes. Esto  adquiere importancia por ejemplo en las franquicias, en las que buena parte del éxito de éstas tiene que ver con el know how. 
  4. Delimita claramente cual es el trabajo a realizar: Este punto también es muy importante. Cada miembro de la plantilla debe tener claro cual es su función y todas las tareas que debe realizar. Y no solo eso, debes indicarle cuanto tiempo tiene que invertir en cada una de ellas. Por ejemplo, debes establecer quien es el encargado de montar las mesas y cuanto tiempo tiene que invertir en ello.

Puede ser bastante complejo transmitir adecuadamente todos los puntos referidos anteriormente pero si lo consigues, lograrás que tu restaurante funcione como un reloj, en el que cada componente de la plantilla sabrá que tiene que hacer, como y cuanto tiempo debe invertir en ello así como la imagen que queremos transmitir.

TRansmite tu know how

Media en los conflictos

Siempre que exista un grupo de personas que conviva en el ámbito laboral va a existir conflictos entre ellos. Es algo que no vamos a poder evitar por eso es importante que mediemos entre ellos para garantizar la buena sintonía entre el personal en la medida de lo posible. A veces gestionar estas vicisitudes puede resultar complicado. Sin embargo, es nuestra responsabilidad mediar en los conflictos y no podemos dejar que se solucionen solos u obviarlos ya que afectarán en el funcionamiento del restaurante.  Por ello debemos tener claras varias cosas:

Como motivar al personal de un restaurante
  1. Debemos actuar con justicia y escuchando a todas las partes por igual.  
  2. Procura que ambas partes lleguen a un acuerdo consensuado y beneficioso para ambos
  3. Si lo anterior no es posible y  tenemos que dar una solución, siempre la que favorezca el funcionamiento del restaurante por encima de intereses particulares.

En este enlace te dejamos una pequeña guía de como gestionar conflictos

Aplica la disciplina positiva

Este es un concepto muy de moda en los últimos tiempos, sobre todo en el ámbito de la educación de nuestros hijos. Sin embargo, podemos trasladarlo también al ámbito empresarial. La disciplina positiva no es otra cosa que cambiar el castigo por el diálogo, la amabilidad, el respeto y el ánimo de integración. De este modo, cuando el empleado no realiza bien su trabajo, encuentra una mano dialogante que le guía para realizarlo mejor en lugar del tradicional castigo. De esta forma, fomentamos que nuestros empleados formen parte de nuestro proyecto. Procura saber que ha motivado a un empleado a actuar de cierta forma y ayúdale a ser mejor. De esta forma podemos obtener dos tipos de motivos por los cuales un empleado sea susceptible de ser disciplinado. Tu labor es saber que lo ha motivado. A saber:

  • El empleado “no sabe”: Si detectas que tu empleado ha cometido el error por falta de formación o por desconocimiento, tu labor es informativa y sobre todo de apoyo para que entienda que es lo que tiene que hacer y cómo hacerlo
  • El empleado “no quiere”: Si el empleado sabe pero no quiere realizar el trabajo de manera adecuada, tu labor es motivacional. Debes centrarte en que es lo que desea y si puedes hacer algo para que ese empleado esté contento sacando el mejor partido de él 

Como hemos visto, existen muchos puntos en los que puedes incidir para poder motivar a tus empleados. Así mismo también hemos visto la importancia de lograrlo y los beneficios que puede reportarte a tu empresa. De esta forma te animamos a que inviertas tiempo y recursos a este menester y seguro que de esta forma impulsas tu negocio

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba