Mesas refrigeradas bajas

Mesas refrigeradas bajas

Nuestras mesas refrigeradas bajas tienen la mejor relación calidad precio del mercado. Trabajamos con los mejores proveedores del sector que nos garantizan stock suficiente, un envío seguro y eficiente y un desempeño de cada máquina al máximo nivel. No lo dudes, si tienes un negocio de hostelería y necesitas mesas refrigeradas bajas, elige la mejor opción: Auxihostelería.es. Contamos con profesionales cualificados, con más de 20 años de experiencia en el sector de la hostelería que le asesorarán en el equipamiento integral de su bar, restaurante, cafetería, carnicería… Consúltenos si no encuentra aquello que necesita, ya que no tenemos todo nuestro catálogo en nuestra web.

Filtrar por precio
Ordenar productos

Mesas bajas refrigeradas

Los equipos de la gama de frío son indispensables para los negocios de hostelería. No solo sirven para refrigerar y conservar los alimentos, sino que además cuentan con múltiples atributos para agilizar el trabajo. Un producto destacado son las mesas refrigeradas bajas, cuya superficie funciona como mesa de trabajo.

En Auxihostelería ofrecemos los mejores productos de esta gama. Nuestras mesas refrigeradas bajas son maquinarias profesionales de la mejor calidad. Además, contamos con la experiencia necesaria para asesorarte a la hora de elegir nuestros equipos y que estos representen un acierto para alcanzar el éxito en tu negocio.

Características de una mesa refrigerada baja

Las mesas frigoríficas bajas son un mobiliario equipado con estantes interiores. La finalidad de estos es que sirvan para organizar los insumos y conservarlos refrigerados a una temperatura óptima.

Cuentan con puertas especiales que garantizan un cierre hermético en su interior. Y una gran característica es su encimera exterior, cuya superficie es ideal para realizar trabajos manuales para la preparación previa de los alimentos fríos.

Las mesas refrigeradas bajas pueden variar en anchura y profundidad, dependiendo de su capacidad. Por lo general, su altura no supera los 70 cm. Además, están diseñadas para trabajar a temperaturas interiores positivas que no llegan a la congelación. Su objetivo es ayudar a prolongar la durabilidad de los alimentos y conservar sus propiedades, manteniéndolos frescos.

¿Qué considerar al elegir una mesa refrigerada baja?

Este tipo de mobiliario debe cumplir con ciertos aspectos técnicos y físicos que vale la pena evaluar a la hora de adquirirlos. Estas son las más relevantes.

• Materiales de fabricación

Las mesas refrigeradas de mejor calidad están fabricadas en acero inoxidable. Un material ideal para trabajar a bajas temperaturas y conservar la temperatura. Por otro lado, además de lucir estético, tiene propiedades importantes en lo que a durabilidad, higiene y limpieza se refiere.

La fabricación con este material, tanto en el interior como exterior, contribuye a realizar una limpieza rápida y precisa, al permitir que la suciedad se elimine fácilmente. También destaca por ser un material que no se corroe, y al tener superficies con acabados lisos previene la acumulación de microorganismos.

• Sistemas de enfriamiento

Las mejores mesas frigoríficas del mercado cuentan con sistemas de refrigeración ventilados que disponen de un evaporador y ventiladores. Estos se encargan de difundir las corrientes de frío en los estantes internos de la mesa. Debe contar con recubrimientos anticorrosivos y un sistema automatizado para la descongelación automática.

Por otro lado, conviene que el equipo disponga de la función de evaporación automática del agua de desescarche. Esto contribuirá con el rendimiento de la máquina y al mismo tiempo evitará que el agua evaporada se congele. Además, vale la pena asegurarse de que el equipo sea de bajo consumo para garantizar su eficiencia energética.

•Tamaño

Para agilizar los procesos de preparación de alimentos y optimizar el espacio, es importante adquirir un equipo cuyas medidas se adapten a tu negocio. Las mesas refrigeradas bajas suelen tener una altura estándar de 600 mm de altura y un ancho de encimera de 700 mm. Esto es ideal para colocar algunos equipos eléctricos sobre ella y trabajar con comodidad.

En cuánto al largo, las mesas frigoríficas bajas de 2 puertas alcanzan los 1500 mm, que le otorgan una capacidad interna aproximada de 220 litros. Por su parte, las mesas de 3 puertas alcanzan los 2000 mm de ancho y una capacidad de al menos 330 litros. Para elegir un modelo u otro será necesario evaluar las necesidades de tu negocio.

Lo recomendable es optar por mesas refrigeradas que cuenten con el estándar de la norma gastronómica europea (GN) como las que encuentras aquí. Esto garantiza que las cubetas, compartimientos y recipientes cumplan con un tamaño estándar a nivel mundial.

Ir arriba